Jornada de Celebración al Pueblo Vasco en la Ciudad de Buenos Aires

Bajo una lluvia intermitente que por momentos se convirtió en un auténtico aguacero, se desarrolló en Buenos Aires, la denominada “Celebración al Pueblo Vasco”, que anualmente organiza el gobierno porteño. El mal tiempo no fue excusa para que miles de personas circularan durante las seis horas que duró el festejo por la céntrica Avenida de Mayo, y degustaran comidas típicas, presenciaran deportes rurales y la clásica tamborrada donostiarra, entre otras actividades donde la danza, la música y el canto estuvieron presentes en todo momento.

Fue precisamente en ese marco que un buen número de integrantes de Euskal Herriaren Lagunak (EHL) (Amig@s del Pueblo Vasco, Capítulo Argentina) y de Euskaltzaleak, desarrollaron diversas acciones de sensibilización con la concurrencia (explicando la necesidad de lograr la Independencia para Euskal Herria)  y de solidaridad directa con los más de 500 presos y presas políticas vascas que se hallan sufriendo, desde hace décadas, la dispersión y todo tipo de maniobras represivas a lo largo y ancho de los Estados español y francés. Así, hubo gran interés del público asistente en acercarse a una mesa de EHL en la que se recogieron firmas exigiendo la Amnistía para los presos y presas y se brindara información sobre la actual situación que vive Euskal Herria frente al atropello permanente de los estados español y francés.

En un momento, desde el escenario se presentó la nueva iniciativa para exigir “el derecho a decidir” que plantea el pueblo vasco, a través de la plataforma soberanista ‘Gure esku dago’ (‘Está en nuestra mano’), y que consistirá en una Cadena Humana que unirá las localidades de Durango y Iruñea/Pamplona, a lo largo de 160 km. A continuación, muchos de los presentes en la fiesta porteña unieron sus manos y realizaron (agitando ikurriñas y pancartas solidarias con los presos) un encadenamiento simbólico de lo que se espera sea una importantísima acción de masas de los vascos y vascas, el próximo 8 de junio en Euskal Herria.

Por último, los militantes de EHL y de Euskaltzaleak participaron conjuntamente de una concentración y posterior kalejira (recorrido por todo el ámbito de la fiesta) exigiendo la inmediata libertad de los presos vascos que se hallan gravemente enfermos como es el caso de Ibon Iparragirre y de Ventura Tomé (presos en cárceles españolas) y de Josu Uribetxeberria, con prisión domiciliaria. Los tres están afectados de dolencias terminales, y el gobierno español se ensaña con ellos volviéndolos a detener, en algunos casos después de décadas de estar en prisión, o acelerar su agonía por falta de un tratamiento médico pertinente.

Después de reiterar la necesidad de que los presos vuelvan a casa libres y a la brevedad, los manifestantes entonaron el Eusko Gudariak (himno del luchador vasco) y concluyeron gritando consignas independentistas:Gora Euskal Herria askatuta eta sozialista! (Viva Euskal Herria Libre y Socialista)

Argazki gehio

Manifestación en solidaridad con l@s pres@s politic@s vasc@s frente al Consulado Espanol en Buenos Aires

En el marco de la VIII Semana Internacional de Solidaridad con Euskal Herria, nuevamente se concentraron frente al Consulado español de Buenos Aires, los militantes del Capítulo Argentino de Euskal Herriaren Lagunak (Amig@s del Pueblo VascoEHL en su sigla en euskera). Con la consigna “Amnistía, Independencia y Socialismo”, a la que le agregaron la reinvindicación local: “Fuera Garzón de Argentina”, se reiteró la acusación al gobierno fascista español por mantener en prisión a centenares de militantes independentistas vascos, precisamente en un momento donde la gran mayoría de la población de ese país apuesta a la paz y al derecha de autodeterminación.

Amig@s del Pueblo Vasco reúne a varias organizaciones sociales y populares argentinas. En esta ocasión, participaron militantes del Movimiento Teresa Rodríguez, Convocatoria por la Liberación Nacional y Social, Organización Social y Política Los Pibes, Organizaciones Libres del Pueblo, Gremial de Abogados, Asambleas del Pueblo, Fogoneros, Resumen Latinoamericano y Barricada TV. También acudieron con sus banderas militantes peruanos que denunciaron la grave escalada represiva que ha ocurrido esta pasada semana en Perú, donde fueron detenidas 28 personas.
 
Durante el acto, realizado ante el local consular vallado y custodiado por numerosos efectivos policiales, se colgó una bandera vasca de la valla metálica, mientras uno de los integrantes de EHL, recordó la larga cadena de sufrimientos y agravios que viven desde hace años, cientos de presos y presas vascas. Puso acento en lo que significa la dispersión y el doble castigo que se le hace a los presos maltratando a sus familiares. “Esto ha llevado a que en innumerables ocasiones los presos y presas se vuelquen en protestas con huelgas de hambre y otras acciones, intentando visibilizar las violaciones permanentes de derechos humanos que sufren”, señaló. Continuó, reafirmando “la necesidad de que todos los prisioneros políticos vascos sean liberados a través de una amplia amnistía, que abarque a los refugiados y deportados en otros países, para que puedan sumarse a construir un proceso que indefectiblemente debe terminar con Independencia y Socialismo para Euskal Herria”. También, se reiteró el repudio a la presencia en Argentina del ex juez y referente de la represión, Baltasar Garzón, cuya presencia “significa una afrenta para los miles de luchadores argentinos que sucumbieron en la lucha contra la dictadura, y cuyo nombre no será asociado jamás a quien, como Garzón, fue parte fundamental de la política criminal del Estado español contra los militantes vascos, catalanes, gallegos y de otras nacionalidades”.
 
Luego, otro de los militantes de EHL, leyó un documento en el que se recuerda que esta semana se realizan actos similares frente o delegaciones diplomáticas españolas en distintos países del mundo, tratando de reafirmar la solidaridad popular con el pueblo vasco. En uno de sus párrafos el texto señala que: “A lo largo de su historia de lucha, el Pueblo Vasco ha tenido que reafirmar una y otra vez ante los Estados y poderes económicos empecinados en negarle su libertad nacional y social que no está dispuesto a renunciar a su legítimo objetivo emancipador. A lo largo de su historia, ante pelotones de ejecución, tribunales militares, o actualmente ante tribunales de excepción, manifestaciones militarizadas, detenciones arbitrarias, Gaztetxes (centros juveniles) desalojados o piquetes de huelgas reprimidos, hombres y mujeres vascas han expresado mediante un grito claro y contundente su firme compromiso de seguir luchando frente a la injusticia, frente a la represión: Gora Euskal Herria askatuta!   Esta es la voz de un pueblo del que nosotros y nosotras desde la red de solidaridad Euskal Herriaren Lagunak nos queremos hacer eco. Esta es la determinación popular que queremos trasladar a lo largo y ancho de Europa y Latinoamérica durante esta VIII Semana Internacional de Solidaridad con EuskalHerria denunciando abiertamente la represión que siguen ejerciendo los Estados francés y español”.
 
El tercer orador, recordó que como condición ineludible de un ida y vuelta internacionalista, del que vascos y vascas son parte fundamental, “se hace necesario recordar que aquí también, en Argentina, hay presos políticos, como es el caso de los militantes de Quebracho, los trabajadores petroleros de Las Heras y los presos de la localidad de Corral de Bustos, y el preso político peruano Oswaldo Quispe, a quien se lo quiere extraditar basándose en falsas acusaciones. Además, insistió en plantear la solidaridad con los militantes peruanos recientemente detenidos en su país.
 
Para cerrar el acto, se hizo un sentido homenaje a dos presos políticos fallecidos últimamente en la cárcel, producto de la cruel política penintenciaria que aplica el gobierno español. Por un lado, Arkaitz Bellón, preso político vasco, quien se hallaba confinado en la cárcel de exterminio Puerto 1, de Cádiz, y fue encontrado muerto en febrero de este año,  y por el otro, la militante madrileña comunista revolucionaria del GRAPO, Isabel Aparicio Sánchez, quien gravemente enferma murió a principios de este mes en el penal de exterminio de Zuera.
 
Ambos luchadores fueron reinvindicados como “ejemplo de entrega y compromiso en su lucha contra el fascismo español que hoy gobierna”. Mientras los manifestantes reiteraron la consigna de: “Libertad, libertad a los presos por luchar”.

Se escuchó en Buenos Aires el informe sobre la grave situación de los presos vascos

En la Taberna Internacionalista Vasca de Buenos Aires el histórico militante vasco ofreció un informe sobre la situación de los presos y presas vascas

El viernes 4 de abril, en la Taberna Internacionalista Vasca de Buenos Aires que se reúne en el Centro Cultural La Dignidad, el ex preso político vasco Mitxel Sarasketa, a través de una conexión telefónica, relató la actualidad de Euskal Herria, profundizó sobre la lucha por la libertad de los presos y las presas por razones políticas en esa región, y analizó un posible acuerdo de paz entre el Estado español y las organizaciones políticas vascas. Originalmente, Sarasketa iba a salir frente al auditorio en una video conferencia, pero la caída en todo el barrio de la conexión de internet obligó a hacer una artesanal pero muy efectiva conexión de un celular a un equipo de sonido y a partir de allí se pudo escuchar claramente el informe del histórico militante vasco.

Sarasketa, que estuvo veinte años en prisión y ahora forma parte de la interlocución con el “Colectivo de presos y presas vascas” (EPPK), indicó que en la actualidad existen 498 detenidos políticos. Recordó también que desde que ETA declaró en 2011 el cese de su actividad armada, se pensó que esta decisión traería mejoras para los presos y presas, pero esto no sucedió.

Sarasketa aseguró que en el País Vasco “la cárcel es un instrumento represivo del Estado” y los detenidos por razones políticas “son rehenes para condicionar y castigar la lucha” por la independencia vasca. Agregó que “cuando en las calles hay avances políticos, mejora la situación de los presos”. Recordó además que antes del alto el fuego unilateral anunciado por ETA, en las prisiones había un total de 711 presos, pero la mayoría que salió en libertad fue por cumplir sus condenas.

El interlocutor con el Colectivo EPPK (sus siglas en euskera) denunció que contra los presos y las presas todavía se mantienen las medidas punitivas como aislamiento, inhabilitación de las comunicaciones, cacheos corporales para buscar material gráfico, la prohibición de recibir visitas de representantes políticos. A esto se suma que a muchos detenidos que habían accedido a la prisión preventiva por enfermedades les fue suspendida esta medida. Sarasketa señaló que por estos días, dentro de las cárceles “prácticamente no se están aplicando torturas” contra los presos y las presas políticas. Pero esta situación ha sido cambiada por el aumento de multas, la prohibición de acciones y actividades por la libertad de los detenidos, y el crecimiento de “de grupos nazis dirigidos por los servicios secretos”, españoles.

Sobre un posible acuerdo de paz, Sarasketa explicó “que es muy difícil” lograr un proceso de este tipo, ya que el Estado español “ha tomado posiciones más autoritarias”. Pese a que ETA mantiene el cese al fuego y planteó la necesidad de negociar, el interlocutor aseveró que el gobierno del presidente Mariano Rajoy “bloquea la situación y sostiene su negativa de hablar con ETA, hasta que la organización cumpla el desarme unilateral”. Asimismo, Sarasketa manifestó que España asiste   “a la quiebra de su propio Estado”, en referencia a la profunda crisis económica y política que atraviesa el país.

Por último, apuntó que en junio se realizará una gigantesca cadena humana de 160 kilómetros entre Durango e Iruña (Pamplona), reclamando el “derecho a decidir”del pueblo vasco. Los compañeros presentes en la Taberna escuchan atentamente las palabras del ex prisionero politico vasco Mitxel Sarasketa

Se escuchó en Buenos Aires el informe sobre la grave situación de los presos vascos

En la Taberna Internacionalista Vasca de Buenos Aires el histórico militante vasco ofreció un informe sobre la situación de los presos y presas vascas

El viernes 4 de abril, en la Taberna Internacionalista Vasca de Buenos Aires que se reúne en el Centro Cultural La Dignidad, el ex preso político vasco Mitxel Sarasketa, a través de una conexión telefónica, relató la actualidad de Euskal Herria, profundizó sobre la lucha por la libertad de los presos y las presas por razones políticas en esa región, y analizó un posible acuerdo de paz entre el Estado español y las organizaciones políticas vascas. Originalmente, Sarasketa iba a salir frente al auditorio en una video conferencia, pero la caída en todo el barrio de la conexión de internet obligó a hacer una artesanal pero muy efectiva conexión de un celular a un equipo de sonido y a partir de allí se pudo escuchar claramente el informe del histórico militante vasco.

Sarasketa, que estuvo veinte años en prisión y ahora forma parte de la interlocución con el “Colectivo de presos y presas vascas” (EPPK), indicó que en la actualidad existen 498 detenidos políticos. Recordó también que desde que ETA declaró en 2011 el cese de su actividad armada, se pensó que esta decisión traería mejoras para los presos y presas, pero esto no sucedió.

Sarasketa aseguró que en el País Vasco “la cárcel es un instrumento represivo del Estado” y los detenidos por razones políticas “son rehenes para condicionar y castigar la lucha” por la independencia vasca. Agregó que “cuando en las calles hay avances políticos, mejora la situación de los presos”. Recordó además que antes del alto el fuego unilateral anunciado por ETA, en las prisiones había un total de 711 presos, pero la mayoría que salió en libertad fue por cumplir sus condenas.

El interlocutor con el Colectivo EPPK (sus siglas en euskera) denunció que contra los presos y las presas todavía se mantienen las medidas punitivas como aislamiento, inhabilitación de las comunicaciones, cacheos corporales para buscar material gráfico, la prohibición de recibir visitas de representantes políticos. A esto se suma que a muchos detenidos que habían accedido a la prisión preventiva por enfermedades les fue suspendida esta medida. Sarasketa señaló que por estos días, dentro de las cárceles “prácticamente no se están aplicando torturas” contra los presos y las presas políticas. Pero esta situación ha sido cambiada por el aumento de multas, la prohibición de acciones y actividades por la libertad de los detenidos, y el crecimiento de “de grupos nazis dirigidos por los servicios secretos”, españoles.

Sobre un posible acuerdo de paz, Sarasketa explicó “que es muy difícil” lograr un proceso de este tipo, ya que el Estado español “ha tomado posiciones más autoritarias”. Pese a que ETA mantiene el cese al fuego y planteó la necesidad de negociar, el interlocutor aseveró que el gobierno del presidente Mariano Rajoy “bloquea la situación y sostiene su negativa de hablar con ETA, hasta que la organización cumpla el desarme unilateral”. Asimismo, Sarasketa manifestó que España asiste   “a la quiebra de su propio Estado”, en referencia a la profunda crisis económica y política que atraviesa el país.

Por último, apuntó que en junio se realizará una gigantesca cadena humana de 160 kilómetros entre Durango e Iruña (Pamplona), reclamando el “derecho a decidir”del pueblo vasco. Los compañeros presentes en la Taberna escuchan atentamente las palabras del ex prisionero politico vasco Mitxel Sarasketa